Discos más Influyentes de los 90

Creo que es evidente por otras entradas que he hecho en el blog que soy una niña de los 90. Hasta el día de hoy considero que la originalidad en la música y los videos musicales ha venido en picada desde entonces (razón por la cual ya no miro ni por casualidad MTV). Debido a que mi gusto musical se formó en esta maravillosa década de las camisas a cuadros, Doc Martens, no bañarse ni lavar la ropa y vivir para la música que emanaba de Seattle, voy a hacer trampa y en lugar de poner 5 discos voy a poner 6, porque me resultó realmente imposible dejar alguno de éstos fuera. Y porque es mi blog y puedo hacer  lo que me de la gana.

6) “JAGGED LITTLE PILL” (ALANIS MORISSETTE, 1995). No puede existir chica que haya pasado su adolescencia en esos años que no considere este disco una especie de diario íntimo de su vida. La voz desgarradora de Alanis combinada con su energía apabullante sobre el escenario la convirtieron, en muy corto plazo, en una estrella mundial. Todos gritamos ¡“You Oughta Know”! con ella. Y sentimos su catarsis. Fue también la nuestra.

5) “TEN” (PEARL JAM, 1991). Se trata del disco debut de la banda proveniente de la meca del Grunge. La canción que hizo de este álbum un hito fue la gran “Jeremy“, con su perturbador video y foco en la cara demonizada de Eddie Veder. También “Alive” fue una especie de himno que recuerdo escuchar todas las mañanas cuando iba a ese primer año de liceo en un colegio de monjas, jajaja.

4) “NEVERMIND” (NIRVANA, 1991). Hay muy pocos discos de los cuales pueden decirse que modificaron la historia de la música y éste es definitivamente uno de ellos. Nada fue igual desde entonces y el dolor y angustia adolescente que exudaba de cada canción fue una especie de grito de batalla. Se puede apreciar la influencia de una de  Pixies, en la forma en que Nirvana utiliza el LoudQuietLoud en su sonido.

3) “SIAMESE DREAM” (SMASHING PUMPKINS, 1993). Aunque este no es el disco más famoso de la banda del pelado Corgan, sí es el que hizo que me diera cuenta del gran talento, tanto en la interpretación (la voz de Billy es única) como en la composición de los Pumpkins. Hasta el día de hoy “Disarm” me hace un nudo en la garganta.

2) “GRACE” (JEFF BUCKLEY, 1994). Único disco de Buckley y le bastó con eso para llegar a miles de fans de la música que quizás no lo descubrieron en ese momento (a pesar de haber sido nombrado por varias publicaciones como de los mejores discos del año) pero que con el tiempo han ido adentrándose en sus composiciones. Yo escuché por primera vez un tema suyo en una ya inexistente tienda de discos y volví al día siguiente a comprarlo. Fue una de las mejores decisiones de mi vida.

1) “OK COMPUTER” (RADIOHEAD, 1997). Ya era una gran fan de la banda inglesa antes de que editaran este disco, de hecho The Bends sigue siendo uno de mis discos favoritos. Leí por ahí que eran considerados como una banda menor hasta que esta obra maestra vio la luz. Es sin lugar a dudas su disco más coherente. He tratado de escuchar sus trabajos posteriores pero nunca logré terminarlos de un tirón. Supongo que pertenezco a esos fans que consideran que eran mejores antes de ser tan experimentales y celebrados. De cualquier forma este Ok Computer fue gran parte de la banda sonora de mi vida y merece el primer lugar.

This entry was posted in Música and tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s