Michael Haneke

Cinesta austríaco (1942 – ), sus películas siempre se centran en problemáticas de una sociedad fallida. Algunas palabras usadas para describir a Haneke y a su cine, porque son básicamente la misma cosa: frío, austero, perturbador, temperamental, sádico, incómodo, obsesivo, violento, etc. Los dejo con una cita que explica bastante bien por dónde va su sistema lógico: “Pornography, it seems to me, is no different from war films or propaganda films in that it tries to make the visceral, horrific, or transgressive elements of life consumable”.

5) THE SEVENTH CONTINENT (1989). El film con el que Haneke debuta en la realización audiovisual, ya era director de teatro. Se trata de una historia inspirada en un hecho real en el que un familia austriaca de clase media comete suicidio sin que la película deje mucha explicación del por qué, solamente un atisbo de depresión con la inutilidad de sus rutinas diarias en las que el director toma especial regodeo en mostrar.

4) BENNY´S VIDEO (1992). Continuando con la idea de imágenes brutales repetidas una y otra vez (en este caso la matanza de un cerdo, en el caso de la peli anterior era la rutina matinal de la familia), el protagonista experimenta el mundo a través de sus cámaras que tiene instaladas para ver fuera de la ventana. Se me ocurre un paralelismo sádico con la Ventana Indiscreta. Eventualmente las cosas se complican cuando comente un asesinato y lo filma pero no quiero dar más detalles porque la película es maravillosa y para sentir todo su efecto hay que verla.

3) FUNNY GAMES (1997). Incluyo la versión original pero bien podría incluir la remake hecha por él mismo y usando los mismos diálogos y valores de planos, pero voy a ir con el clásico (debo aclarar que de todas formas Naomi Watts me gusta más en la del 2007). Para muchos una de sus películas más sádicas, para mí una de sus más divertidas (como dice el nombre), se trata de un estudio por excelencia de la violencia y la fascinación de los espectadores con la misma. La trama es muy simple: una familia de clase media alta es aterrorizada por un par de chicos de su mismo estatus social, solamente porque les divierte tener ese tipo de control. Lo genial y esto es algo que mucha gente se olvida es que la violencia que se encuentra en la película nunca es mostrada directamente sino aludida por medio de la banda sonora o la reacción de otros personajes. Se centra en el sufrimiento de las víctimas y de cierta forma se pone del lado de los perpetradores de los actos violentos, todo esto claro, no es porque sí como quienes no ven más allá de esto suelen pensar sino que lo hace para obligarnos a pensar en un patrón de conducta de la sociedad actual con respecto la forma en que estamos totalmente faltos de sensibilidad ante los elementos atroces que vemos todos los días en nuestras pantallas.

2) THE PIANO TEACHER (2001). La película basada en la novela de Jelinek le valió a Haneke tres premios importantes en Cannes ese año. Es complicada de definir porque se encuentra en una delgada línea para el espectador casual. Los críticos acostumbrados a su trabajo supieron entender que estaban frente a una película obscena pero ciertamente no pornográfica. Como suele ser ya su marca registrada nunca se nos explica realmente porqué la protagonista tiene los comportamientos que ostenta pero esto es solamente de forma explícita porque todo lo que necesitamos para entender esta historia de obsesión se encuentra en la cinta misma.  La trama es tan simple como conflictiva y obtusa, trata de un joven alumno que persigue una relación con su profesora de piano que tiene tendencias masoquistas. Por más información, hay  que verla.

1) CACHÉ (2005). Con una premisa tan simple como aterradora y de hecho bastante similar a Lost Highway de David Lynch: una pareja recibe en su casa misteriosos videos que muestran el exterior de donde viven junto con dibujos extraños y aparentemente hechos por un niño. El padre de familia investiga la procedencia de dichos videos ya que la policía no puede hacer mucho y lo lleva a la casa de un hombre de origen árabe que solía trabajar para  su familia cuando él era pequeño. Se trata de su película, en mi opinión, mejor lograda y con una gran dosis de suspenso y hasta hay una escena que hace que todas las personas de la sala (yo la vi dos veces en cine) salten de sus asientos. No importa que diga esto porque nunca se la van a ver venir. Haneke en su máxima expresión.

This entry was posted in Cine and tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

One Response to Michael Haneke

  1. Pingback: Life or something like it (Michael Haneke) | filmonogamy

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s