Nouvelle Vague

Denominación de la crítica para el grupo de cineastas franceses que surgieron a fines de 1950, cuando varios críticos y escritores de Cahiers du Cinema, deciden incursionar en la dirección. Influenciados por el Neorrealismo y el cine Norteamericano, son cinéfilos empedernidos gracias a la Cinemateca Francesa, lo que hace que sus películas estén llenas de referencias a filmes que los formaron; son grades defensores de Hitchcock, Ford, Hawkes y Welles de quien descubrieron el poder del montaje.

Debido a la invención de cámaras pequeñas de 16mm pudieron tener mucha más libertad a la hora de filmar y hacerlo con luz natural, de esta forma su estilo se basa en la cámara al hombro y filmar en locaciones naturales. A continuación las cinco películas que considero reflejan la esencia de este movimiento.

5) LOS 400 GOLPES de FRANÇOIS TRUFFAUT (1959). El título de la película se refiere a una expresión típicamente francesa debido a todas las trasgresiones que hace el personaje o sea la cantidad de golpes que la propia vida le da al protagonista. Los dejo con la escena final que es por lejos su momento más emblemático.

4) LA JETÉE de CHRIS MARKER (1962)*. Trata la historia de un experimento de viaje en el tiempo luego de una Guerra Atómica. ¿Suena conocida la historia? Terry Gilliam se inspiró en la peli para hacer 12 Monos. Es en realidad un cortometraje, dura solamente 28 min y está hecho con la técnica de fotomontaje con diálogos sobreimpuestos lo que le da una sensación de irrealidad y desconcierto que es imposible de olvidar una vez que lo vemos.

3) SIN ALIENTO de JEAN – LUC GODARD (1960). El guión fue escrito entre Godard y Truffaut y fue el primer largometraje del primero. Godard tenía la visión de que la película era en realidad un documental e hizo que su director de fotografía usara todo el tiempo cámara en mano y casi ninguna iluminación artificial.  Esto se reflejó también en la actuación que contó con diálogos improvisados de los dos actores principales, Jean Paul Belmondo y Jean Seberg.

2) JULES ET JIM de FRANÇOIS TRUFFAUT (1962). Está basada en la novela casi autobiográfica de Henri – Pierre Rochés. Incorpora un sinfin de “trucos” cinematográficos totalmente nuevos para la época como insertar fotografías, dollys, narración en voiceover, etc.. La historia se centra en dos amigos que se obsesionan con la estatua de una Diosa y su serena sonrisa para luego conocer a una mujer de carne y hueso que es la viva imagen de dicha estatua. De allí en adelante se ve una historia de amor, amistad, guerra y algo de locura. Imperdible.

1) HIROSHIMA MON AMOUR de ALAIN RESNAIS (1959)*. El guión fue escrito por Marguerite Duras y trata de la descripción de una íntima e intensa conversación entre una pareja, ella francesa y él japonés, durante la guerra. Es famosa por la utilización de flashbacks para crear una increíblemente compleja y atrapante historia no lineal. La película recibió en su momento una nominación al Oscar como Mejor Guión Original.

* Vale remarcar que tanto Chris Marker como Alain Resnais y Marguerite  Duras forman parte de un subgrupo dentro de la Nueva Ola , dedicado a cineastas más vanguardistas, caracterizados por ser más retóricos, literarios y generalmente más elaborados que sus contemporáneos.

This entry was posted in Cine and tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

One Response to Nouvelle Vague

  1. Pingback: Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s